lunes, 25 de julio de 2016

Profiteroles rellenos de ganaché de chocolate blanco y vainilla




Hace dos años intenté hacer la pasta choux y no me salió, desde entonces tenía esa espinita. No veía el momento de hacerla, creo que no me atrevía, porque la primera vez se quedó la masa líquida y con aspecto horroroso, pero sí sabía que algún día la haría. Y sin pensarlo, un día cualquiera, cogí la receta y vi que tenía los ingredientes y me puse a hacerla sin darle más vueltas.
No sé porqué la primera vez no me salió, porque esta segunda vez me ha parecido bien fácil y sin ninguna complicación. Prueba superada, y miedo quitado. Encima están tan ricos, tanto los profiteroles horneados sólo con la masa, como montados con la ganaché y la cobertura de chocolate.  Lo malo es que están tan ricos que no se puede comer sólo uno... ¡Vamos a prepararlos!

INGREDIENTES:

PASTA CHOUX:

- 250 ml agua
- 5 gr de sal
- 5 gr de azúcar
- 100 gr de mantequilla
- 125 gr de harina de fuerza
- 4 huevos M


GANACHÉ:
- 1 tableta y media de chocolate blanco Nestlé cobertura
- 400 ml de nata para repostería
- 1 cucharadita de azúcar vainillada

COBERTURA

- Chocolate con leche Nestlé cobertura
- Chocolate blanco Nestlé cobertura


ELABORACIÓN:
Lo primero que hice es preparar todos los ingredientes y ponerlos cada uno en un recipiente, por separado. Saqué la mantequilla un rato antes de la nevera y la corté en trocitos para que estuviera a temperatura ambiente, tamicé dos veces la harina, preparé el agua... En fin, lo tenía todo listo para ir utilizándolo a medida que lo iba necesitando.
Hecho esto, puse a hervir el agua, con la mantequilla, el azúcar y la sal a fuego medio y removiendo de vez en cuando.




Cuando rompió a hervir, retiré del fuego y eché la harina de golpe. Mezclé enérgicamente con la cuchara de palo.






Y dejé templar unos 5 minutos.
Dejamos que temple un poco antes de agregar los huevos para que no se cuezan en la masa.
Entonces agregué los huevos uno a uno, removiendo cada vez hasta que la masa estuvo homogénea.
Cada vez que agreguemos un huevo, parecerá que la masa se ha estropeado, pero se arreglará rápidamente a medida que movamos con la cuchara.






Al ir añadiendo los huevos, veremos la humedad que va adquiriendo la masa, si notamos que está muy seca, dejaremos de agregar huevos. Con estas medidas no he tenido problemas y he añadido los cuatro.


Verter el contenido de la masa choux en una manga pastelera con una boquilla con abertura redonda. Para ello me ayudé de un taper para que me fuera más fácil echar la mezcla, como se ve en las imágenes.














Una vez rellena, la cerré para que me fuera más sencillo trabajar con ella.













Entonces, al ser la primera vez que elaboraba esta preparación, horneé un profierol de prueba, para comprobar la temperatura del horno y ver cómo se comportaba.





 
Faltó un poco más de secado de la masa, pues en el centro le quedó un poquito de humedad aún.

HORNO, en dos tiempos:
-Levado y dorado a 180º (mi horno no tiene turbo, así que lo puse a 190º calor arriba-calor abajo y coloqué la bandeja a media altura).
- Secado a 160º con la puerta del horno abierta.




PUERTA DEL HORNO ABIERTA CON UNA ESPÁTULA DE SILICONA PARA EL SECADO DE LAS PIEZAS.
-TIEMPOS:
- Para el levado y para que se doren, 20 ó 25 minutos, hasta que veamos que los profiteroles están dorados.
- Secado, 10 a 15 minutos.




GANACHÉ DE CHOCOLATE BLANCO. ELABORACIÓN:

Ponemos un cazillo a fuego medio con la nata, removiendo de vez en cuando.


Cuando está templada, añadimos el chocolate blanco y empezamos a remover hasta que se derrita y la mezcla sea homogénea.


Entonces retiraremos del fuego y dejaremos templar. Entonces metemos a la nevera hasta que la preparación esté fría.
Yo enfrío también en la nevera los utensilios que utilizaré para montar la ganaché, el bol donde voy a montarla y las varillas
Montamos con las varillas o bien con la amasadora hasta montar como si fuera sólo nata.

COBERTURA DE CHOCOLATE:
En dos recipientes aptos para microondas, troceamos el chocolate con leche y el chocolate blanco para cobertura.
Metemos el chocolate con leche en intervalos de 15 segundos a máxima potencia, comprobando si se va derritiendo y removiendo cada vez que lo sacamos del microondas.
En el caso del chocolate blanco, al ser más delicado, voy sacándolo cada 10 segundos y removiendo, para que no se estropee.

DECORACIÓN:
Bañamos la parte de arriba del profierol del chocolate elegido y hacemos líneas con el otro chocolate. Pasamos un palillo en dirección perpendicular a las rayas de chocolate para hacer los dibujos de espiga.







Espero que os haya gustado. Hasta la próxima.

martes, 19 de julio de 2016

Porridge de café



Este plato que puede ser un buen desayuno o por qué no, una rica merienda, se hace en un momento y está delicioso. Es un plato con mucha fibra, gracias a la avena, y nos saciará durante largo rato.
Suelo comerlo con leche de soja y un poquito de canela, pero hoy he querido probar algo diferente, pero igual de rico.

INGREDIENTES (4 raciones):
- 800 ml de bebida de soja de café
- 120 gr de copos de avena
- Cerezas
- Copos de avena y semillas de sésamo
(No pondremos azúcar, ya que la bebida de soja de café ya está azucarada).

ELABORACIÓN:
 Ponemos a calentar la bebida de soja en un cacillo a fuego medio durante unos minutos. Cuando empiece a humear, pero sin que llegue a hervir, echamos los copos de avena y removemos unos minutos más, hasta que la mezcla empiece a espesar.
Cuando tengamos una textura que nos guste, apartamos del fuego y servimos en cuencos individuales.
Lo acompañamos de la fruta que nos guste, en este caso de cerezas, que le aporta frescor al porridge de café y unas semillas de sésamo y copos de avena por encima o con otros frutos secos y frutas que nos gusten.
Buen provecho, veréis que rico está.
Hasta pronto.
Cristi.

martes, 12 de julio de 2016

Ensalada de garbanzos





En verano me gusta comer cosas fresquitas y sin mucha complicación, sobre todo si es en días de diario y no tengo mucho tiempo para cocinar, además, me encantan las ensaladas, pero para no aburrirme  de las típicas ensaladas de lechuga, me gusta ir cambiando e ir poniendo ingredientes diferentes, como unos garbanzos, que están para chuparse los dedos, porque es un ingrediente que me vuelve loca de lo rico que está.
INGREDIENTES:
- 400 gr. de garbanzos cocidos ( un bote ya cocido)
- Palitos de cangrejo
- Espárragos blancos
- 1/2 pimiento verde
- Pimiento rojo asado
- 1/2 cebolla
- 2 latas de atún al natural
- 1 tomate pequeño
- Unas hojas de lechuga romana
- Aceite de oliva
- Vinagre de manzana
- Sal rosa
- Pimienta (molinillo de 5 pimientas)
- Orégano

ELABORACIÓN:
Es la primera vez que utilizo garbanzos que no he cocido yo, y están muy buenos, no tienen nada que envidiar a los que se hacen en casa, están muy tiernitos y sabrosos . Así que dicho esto, vamos a hacer la ensaladita:
Sacamos los garbanzos del bote, enjuagamos debajo del grifo y escurrimos. 
El resto de ingredientes los hemos picado un poquito más grandes, al tener un sabor más suave y el atún no hemos desmenuzado con el tenedor.
Aliñamos a nuestro gusto con un poquito de sal rosa, vinagre de manzana, aceite de oliva y un poquito de pimienta y orégano. 
-NOTA: Podemos aliñar la ensalada cuando hemos servido en los platos y así, si nos sobra ensalada, podemos guardarla en un taper en la nevera unos días, conservándose más fresca.




















miércoles, 6 de julio de 2016

Tapas. Cojonudos.







Hola compañeros,

Esta tapa es típica burgalesa, y está... mmmmm... no sabéis cómo está de rica. Tengo que volver a Burgos a probar esta y otras exquisiteces... habrá que organizar un viajecillo :)

Vamos al lío, que esto está muy rico como para que se enfríe:

INGREDIENTES:
- Pan en rodajas (el que más nos guste, en esta ocasión he cogido pan de centeno)
- Huevitos de codorniz
- Morcilla de Burgos
- Pimientos rojos asados
- Aceite de oliva
- Sal

ELABORACIÓN:

En una sartén vamos friendo los huevitos de codorniz y le echamos un poquito de sal .

-Truquito para abrirlos: al tener la cáscara más dura que los huevos de gallina y al ser tan pequeños, es más difícil abrirlos sin que se rompa la yema, así que con la ayuda de una cucharilla y golpeando con suavidad con el borde alrededor de todo el huevito, al final podremos quitarle un "gorrito" de cáscara al huevo y así lo vaciaremos con cuidado en la sartén sin que se rompa la yema.

Mientras, se corta la morcilla en rodajas del grosor que queramos, y, o bien la freímos o bien la hacemos a la plancha. Yo la preparé a la plancha, que creo que está igual de deliciosa.

Calentamos las rodajas de pan y cortamos los pimientos en tiras.

Sólo quedará montar los cojonudos. Encima del pan, a un lado un huevito, al otro una rodaja de morcilla y en el centro un trozo de pimiento.


Bocado exquisito donde los haya...

¡Buen provecho!

Gracias por la visita.
Cristi.

miércoles, 29 de junio de 2016

Pan. Bollitos con harina de espelta (tipo mollete de Antequera)







     Me encantan los molletes de Antequera, así que voy buscando diferentes recetas por internet para ir probando.  Esta es por ahora la que más me ha gustado, la miga, la corteza finita y cómo no, el sabor. 


No sé exactamente de qué blog cogí la receta, pero los molletes son los de Iván Yarza, aunque he sustituido el tipo de harina, porque me gusta más el pan integral que el blanco.
Lo que más me ha llamado la atención de este tipo de pan es el poco amasado que lleva y lo pronto que empieza a levar. El sabor, como ya es dicho, que es delicioso, y aunque no son típicos molletes de Antequera (los míos, al cambio de harina), me recuerda mucho a los bollitos malagueños. Hasta que no encuentre otra receta, es el pan que voy a hacer para comer a diario. Me ha encantado. Aunque tengo muchas ganas de hacer receta original de los molletes de Iván Yarza en otra ocasión, porque tengo mucha curiosidad por probarlos.

Ya que no encuentro el blog de donde saqué la receta y mis notas no las tengo a mano, he buscado otro sitio y entre lo experimentado haciendo los molletes y lo que he leído, he ido escribiendo la receta, muy similar a la original de Iván Yarza. El blog se llama Restaurander, me ha enganchado desde la primera palabra, tiene una forma muy amena y divertida de describir las recetas.
Vamos a por los molletes.
Ingredientes:  
PREFERMENTO, QUE HAREMOS UN DÍA ANTES:

- 100 gr de harina para hacer bizcochos
- 60 ml de agua templada
- 2 gr de levadura seca de panadero

MASA DEL PAN:
- Prefermento del día anterior
- 250 gr de harina de espelta integral
- 250 gr de harina de fuerza
- 20 ml de aceite de oliva  
- 315 ml de agua
- 12 gr de sal rosa del Himalaya
- 7gr de levadura seca de panadero

ELABORACIÓN:
- Día antes: Hacemos el prefermento. En un bol, unimos (yo con una cuchara de palo, aunque se puede hacer con la mano), los tres ingredientes y dejamos reposar tapado con un film a temperatura ambiente durante unos 30 min. Metemos en la nevera hasta el día siguiente.

Fermento
- Día después: Sacamos el prefermento de la nevera y dejamos a temperatura ambiente unos 30 min. Añadimos entonces los demás ingredientes para hacer la masa del pan y amasamos.
Podemos hacerlo con una cuchara de madera o con la amasadora, hasta que la masa esté uniforme y fina. Tras 10 min en la amasadora a potencia baja obtuve una masa uniforme y fina. También pegajosa.
Tapamos con film y dejamos reposar 10 min.
Pasado este tiempo, retiramos el film,  nos untamos las manos con aceite de oliva para poder trabajar la masa sin que se nos pegue y en el mismo bol,  estiramos parte de la masa de los bordes y plegamos en el centro, como muestran las fotos.
Repetimos hasta que la masa no es tan elástica y empieza a ofrecer resistencia. Entonces tapamos de nuevo y dejamos reposar durante 5 min. Repetimos 3 veces este último paso.












Ya notamos que la masa no se estira con tanta facilidad.








Damos la vuelta a la masa de forma que los pliegues queden debajo de la masa.

Tapamos con un film y dejamos reposar en un sitio cálido y libre de corrientes durante dos horas.


Cuando volví al cabo de las 2 horas encontré la masa así:


¡Quería salirse del bol!
Con cuidado, retiré el plástico que lo recubría y se desinfló un poquito, aunque seguía bastante hinchada.
Preparé la superficie de trabajo, espolvoreada de harina y eché la masa cuidadosamente sobre ella para empezar a cortarla.


 Cuando hemos cortado la masa en porciones, lo normal suele ser de 90-100 gr. cada una, aunque a mí me gustan más chiquitos, supongo que depende de cada uno, los míos son de unos 50gr., boleamos los bollitos. Esto es, hacer forma esférica o de bola. Para ello, cubrimos la porción de la masa con la palma de la mano sin aplastarla y la rodeamos con los 5 dedos, apoyándolos en la superficie, y empezamos a mover en círculo para dar la forma de bolita a los bollitos con cuidado de no apretar, si no, se desinflará la masa.
Tengo que practicar mucho, porque esta técnica mía es un churro... Supongo que mientras más se hace, mejor sale. Cuando tengamos formadas las bolitas, dejamo la parte más bonita hacia arriba, y los pliegues, hacia abajo.
En la superficie de trabajo espolvoreada con harina, dejamos reposar las bolitas durante unos 10 min., tapadas con papel film.
Pasado ese tiempo, aplanamos con cuidado los panecillos con la ayuda de un rodillo. Hay que hacerlo con mucho cuidado para que no se desinfle la masa.
Ya preparados los bollitos, los pasamos a una bandeja de horno cubierto con papel de hornear o con una plancha de silicona y tapamos de nuevo con papel film. Dejamos reposar 2 horas más.





Al final separé los bollitos y los puse en dos bandejas, pues al dejarlos reposar y aumentar de tamaño, se iban a pegar unos con otros.













Precalentamos el horno a 200º calor arriba - calor abajo, sin turbo, el mío a 210º porque va un poco a lo suyo y tengo que ir ajustando la temperatura, no sé cómo me salen las cosas bien...
Metemos la bandeja con nuestros molletes en el centro del horno, y  un envase de metal con medio vaso de agua abajo del todo (en el "suelo" del horno) para que se forme vapor.
 Según el blog de Restaurander, dejamos los bollitos 10-12 min. En mi caso los he dejado 20 minutos, porque antes estaban crudos.
Horneé dos bandejas de bollitos. 


    

Espero que os haya gustado. Hasta la próxima.
Cristi.