martes, 18 de julio de 2017

Helado y coulis de frutos rojos y cerezas en heladera


     Por fin una receta de helado casero. Esta concretamente suele prepararla mi madre y me encanta. 
Por fin he utilizado la heladera, la tenía en la caja y no la había usado ni una sola vez, así que viendo los resultados de mi madre, me he animado a preparar mis propios helados. Además, tenemos dos ventajas a la hora de elaborar el helado en casa, por un lado, podemos hacerlos de los sabores que nos gustan y por otro, sabemos exactamente los ingredientes que lleva.
     Deciros que la heladera que he utilizado es la que podemos encontrar en Lidl.
A ver si os animáis con esta receta,ya que este helado de frutos rojos está para no dejar de comer, así que cuidado, es adictivo.


INGREDIENTES:
Para el helado:
- 300 gr. de fruta (arándanos, grosellas y cerezas)
- 6 yogures griegos naturales, sin azúcar
- 100 gr. de azúcar glass
Para el coulis:
- 200 gr. de cerezas
- 100 gr. de frutos rojos
- El zumo de medio limón
- 2 cucharadas soperas de azúcar



ELABORACIÓN:
Metemos al menos, un día antes en el congelador, la cuba de la heladera para que se congele.
Nos pondremos antes con el coulis para que vaya haciéndose mientras la heladera está funcionando y así ahorrar tiempo.

Quitamos los huesos de las cerezas con ayuda de una pajita. Lavamos la fruta con cuidado.


Trituramos la fruta con la turmix y la echamos en un cacillo, junto con el zumo de limón y el azúcar.
Cocinamos a fuego medio, sin dejar de remover durante unos quince minutos y retiramos. Tendremos cuidado cuando hierva, para no quemarnos.



Vamos pasando la fruta por un colador con la ayuda de una cuchara para eliminar los posibles grumos que pueda tener.


Este es el aspecto que tendrá el deshecho de nuestra salsa de frutas.


Finalmente nos queda un coulis espeso pero de textura fina. Podemos pasarlo a un biberón para servirlo.


Reservamos el coulis.

Ahora, prepararemos el helado.

Lavamos la fruta con cuidado para que no se rompa. La que he utilizado la tenía congelada, la saqué la noche anterior del congelador y la dejé en la nevera hasta el momento de hacer el helado.


Mezclamos los yogures con una vaina de vainilla (la próxima vez le pondré dos para que se note más el sabor) y el azúcar glass. Mezclamos en un bol.



Echamos nuestra mezcla en la heladora.
Trituramos la fruta en la turmix y añadimos.


Dejamos la heladera funcionando durante quince minutos o hasta obtener la textura deseada.


Ahora sí, ya tenemos nuestro helado delicioso y sólo queda probarlo.



Podemos presentar unas bolitas de helado y el coulis por encima, terminando con una cereza. 


 Espero que os guste tanto como a mí.



¡Feliz verano!

2 comentarios:

  1. Que pinta tan rica que tiene , como apetecen ahora.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias María José, apetecen mucho con este calor, me encantó el resultado. Dios mío tu helado de tarta de queso, ¡ese tengo que prepararlo!
    Besitos.

    ResponderEliminar